Curando a un pez con punto blanco con propóleo 2

Curando a un pez con punto blanco con propóleo

Es posible curar a un pez con punto blanco aplicando propóleo en la zona afectada. Lo primero es separar al pez enfermo del resto de los peces del estanque y meterle en un tanque con la misma agua donde vive el pez. Siempre que tratamos a un pez tenemos que poner un aireador para que agua no se quede sin oxigeno ya que no tenemos que usar mucha agua cuando estamos manipulando al pez.

Curando a un pez con punto blanco con propóleo 3

El propóleo que uso es uno que en su composición no lleva alcohol, este dato es importante ya que muchos de los propóleo que se venden llevan alcohol. En este caso el que le pongo al pez tiene además del propóleo tiene aceite de Canela y Clavo.

Este medicamento se usa para las infecciones de garganta en las personas, lo que nos garantiza que no afecta a la piel del pez. Una vez que se le pone el producto al pez, en la zona donde se aplica se pone blanca. Dejamos al pez con el producto dejando que haga su efecto por espacio de unas dos horas. Una vez que ha pasado este tiempo podemos ver como la zona afectada se va reduciendo y se van deshaciendo los puntos blancos que tiene el pez.

Como se puede ver en la imagen el punto blanco se rompe y empieza a secarse poco a poco

Curando a un pez con punto blanco con propóleo 4

Una vez que vemos que el punto blanco se ha secado lo que hacemos es quitar los restos del propóleo que tiene el pez en el cuerpo. Para eso usamos una gasa para limpiar al pez.

Curando a un pez con punto blanco con propóleo 5

Cuando hemos limpiado al pez de los restos de la medicación aplicada y viendo que el pez nada normal lo que hacemos es devolverlo al estanque ya que el estar el pez fuera de su entorno normal le hace estresarse y eso no es bueno para el pez.

Curando a un pez con punto blanco con propóleo 6

Una de las enfermedades más comunes en los peces de estanque es el punto blanco sobre todo en los goldfish. Es el agente patógeno Ichthyophthirius multifiliis, Ichthyophthirius sp el que produce esta enfermedad.

Puede afectar a uno o varios peces que tengamos ya que esta enfermedad es muy contagiosa en cuanto la temperatura del agua está por debajo de los 20ºC y con un PH superior a 5.5, es el ambiente prefecto para que el parasito pueda despertar de sus esporas y multiplicarse.

Como todas las enfermedades no afectan a todos ya que los mejores adaptados pueden repeler este parasito por medio de la mucosa que recubre al pez de las escamas o de la piel. Al ser un protozoo no tolera los niveles alto de salinidad.

Por este motivo si aplicamos baño de sal a un pez tambien puede ser un remedio efectivo. Otras de las cosas que podemos hacer es añadir sal en el agua pero tambien tenemos que saber que otros parasitos prefiren aguas salinas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *