Filtros de estanque de jardín 2

Filtros de estanque de jardín

Durante la presente publicación, nos referiremos a las diferentes características de los diversos tipos de filtros de estanque que, dicho sea de paso, también sirven para los lagos. Sería recomendable, que nuestros amigos lectores investiguen, un poco, sobre los aspectos generales del  concepto de filtración.

Existen diferentes formas y variedades en los filtros para estanques.

Anotemos, antes que nada, que los conocidos filtros para piscinas, no tienen las mismas características, ni prestaciones que los filtros de estanque .

Aclaramos lo anterior, por cuanto muchas personas suponen que se trata de los mismos dispositivos y, por tanto, pierden tiempo y dinero al momento de comprar.

La carga para filtrar es, realmente, ínfima si se le compara con la carga que es preciso filtrar en un estanque. Los elementos que se deben retirar de una piscina son de menor cantidad y envergadura, que los que se deben eliminar de los estanques.

Veamos, en primer término (no por orden de importancia), los llamados “Filtros de Recámaras” que, justo es decirlo, son los más utilizados y ofrecidos en el mercado español y mundial. Son ideales para quienes cuentan con estanques de medianos a grandes.

Entonces, el agua entra a una cámara de filtración mecánica la que, a su vez, captura las partículas que se encuentran disueltas en el agua del estanque.

Luego, el agua pasa a una cámara de filtración biomecánica, en la que se encuentra una capa de filtración, igualmente, mecánica que es más fina para filtrar las cargas biológicas.

Por último, anotemos que dispone de una carga filtrante que es netamente biológica, lo que hace que este filtro nos permita poner diferentes cargas, según sean nuestras posibilidades, necesidades y preferencias.

Los filtros de estanque Ultra Violeta o “UV”.

Como lo indica su mismo nombre, se trata de un filtro que trabaja con base en los UVs, aunque su nombre verdadero es a de los estanques de jardín.

Mediante estos rayos, se modifica el ADN de los microorganismos expuestos, matándolos y evitando que se multipliquen, sin que por este proceso, se modifiquen las características físicas y químicas del agua del estanque.

Con este filtro se logran varios objetivos, esto es, deshacernos de la indeseable agua verde (como ya lo aludíamos), evitar que se enfermen los peces del estanque, al tiempo que logramos que las plantas crezcan saludables y de una manera vertiginosa.

Veamos, por último, lo que respecta a los “Filtros Internos”, cuyo funcionamiento es bastante sencillo, al tiempo que se llaman “internos”, por cuanto se ubican debajo de la superficie del agua del estanque.

La mayoría de los filtros internos son, más que todo, biológicos y con poca carga filtrante mecánica, para dejar todo el espacio y las prestaciones para atacar a la carga biológica nociva. Se trata de uno de los filtros de estanque más funcionales. 

Tienen forma de botella, además de que cuentan con una entrada y una salida, al cabo que la salida de estos filtros son capaces de soltar el agua, directamente o, bien, por intermedio de una manguera, para conducir el agua hacia una fuente o cascada.

“Esterilizador UV” que, en lo que respecta a los estanques, se relaciona con la indeseable agua verde.

Por ende, se trata del único aparato que es idóneo para eliminar el problema de las algas unicelulares aunque, en realidad, cumple muchísimas más funciones.

Los filtros UV o “Esterilizador UV”, son dispositivos que tienen, en su interior, un tubo de luz ultravioleta, que está en contacto con el agua

Ver radiación ultravioleta UV

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *